TIPS DE BELLEZA

Consiente a tus pies y descansa

Tus pies también merecen ser cuidados y consentidos, aprende a exfoliarlos, protegerlos, humectarlos y ejercitarlos.

  • Limpieza ante todo. Cuando te bañes, talla tus pies y evita usar agua caliente, porque afecta la circulación; lo que si les hará bien será un chorro de agua fría para eliminar las venitas abultadas.
  • Una vez que tus pies estén limpios, aplica una crema exfoliante, da un masaje suave y en círculos para retirar las células muertas, enjuaga con agua fría y realiza esta acción una vez por semana.
  • Seca bien tus pies y continúa con una crema refrescante; como su nombre lo dice dará a tus pies la frescura que necesitan, es maravillosa para aliviar dolores y cansancio.
  • Para dejar tus pies suaves, termina tu rutina con una crema hidratante en gel muy ligera, ponte también en y entre los dedos, estas zonas también necesitan humectación.
  • Considera que tus pies también deben ser protegidos del sol, y principalmente en primavera-verano cuando el sol es más fuerte y es común usar sandalias o zapatillas descubiertas.
  • Si no tienes tiempo para ir a la estética, no te preocupes, puedes hacer que tus pies luzcan muy bien con un pedicure en casa. Remoja tus pies en agua con aceites, te estarás consintiendo y ayudarás a suavizar para comenzar a cortar las uñas, no cortes más de lo debido pues puedes sangrarte o hacer que te incomode al caminar, así como no recortes demasiado las orillas pues pueden crecer chuecas y enterrarse; posteriormente quita la piel maltratada o callosidades con una lima o piedra pómez.
  • Dales color, primero retira el esmalte que ya tenías, asegúrate que las uñas estén secas y sin residuos, coloca un separador esponjoso entre tus dedos y pinta. Uno de los diseños que nunca pasan de moda es el francés y ahora puedes jugar con otros colores pastel; otra opción son las decoraciones y joyas pequeñas.
  • Para mejorar la circulación cuando llegues de un día cansado, mételos en agua fría, dales masaje y evita cruzarlos al estar sentada. Cuando vayas a dormir procura apoyar tus piernas en una almohada, para tener los pies un poco más alto que el resto de tu cuerpo.
  • El ejercicio es otra de las claves, camina por lo menos 30 minutos al día. También en tu trabajo puedes ejercitarlos: sentada en tu lugar, eleva las piernas y gira los tobillos para un lado 10 veces y para el otro 10 más; luego extiende los dedos hacia adelante (punta) y luego hacia el cielo (flex).
  • Un remedio casero para eliminar la resequedad de los pies: mezcla un plátano y medio aguacate, revuelve bien y aplícalo; envuelve con un plástico, deja actuar por unos 15 o 20 minutos y lava con agua fría. Repite tres veces por semana o dependiendo del grado de resequedad.