TIPS DE BELLEZA

10 TIPS PARA UNA PIEL SANA

A cada tipo de piel, su cuidado. Asegúrate de elegir los productos adecuados para cada tipo de piel.

Presta atención a las zonas más sensibles. Algunas partes del rostro (ojos, labios, etc.) tienen una piel especialmente fina y frágil que requieren de un cuidado especial.

Una limpieza suave. Utiliza desmaquillantes fisiológicos, especialmente formulados para cuidar tu piel.

El contorno de los ojos, una zona de riesgo. La piel del contorno de los ojos es diez veces más fina que la del resto del rostro. Para su limpieza, elige una rutina suave.

La exfoliación es indispensable. Una o dos veces a la semana, recuerda exfoliar tu piel. Elige una exfoliación que suavice y purifique la piel respetando su equilibrio

La hidratación es esencial. La dermis está compuesta en un 70% de agua, y la epidermis en un 15%. Para mantener un buen nivel de hidratación,  es importante utilizar un cuidado diario hidratante que equilibre el nivel de agua en la piel.

Escoge un maquillaje hipoalergénico. Para evitar el riesgo de alergias asociadas con el uso de un producto que no se adapte a tu piel, elige un maquillaje hipoalergénico, formulado para satisfacer las necesidades de todos los tipos de piel, incluso las más sensibles.

Protégete del sol. Sea cual sea la estación del año, elige un cuidado diario que incorpore un filtro solar. Te permite mitigar los efectos adversos del sol, acelerador del envejecimiento cutáneo.

Cuídate de las agresiones externas. La contaminación, el tabaco, el estrés ... todos tienen un efecto adversos sobre la piel. Ten en cuenta estos factores para proteger tu piel antes de salir de casa. Muy importante, limpia tu piel por las noches, incluso si no te has maquillado durante el día.

¡No te olvides de los labios!. Cada vez que lo necesites, aplícate una crema reparadora para los labios. Reaplica el producto cuantas veces quieras ya que este área es particularmente frágil